COLABORADORES

SEGURIDAD

El conocimiento básico que tus trabajadores necesitan saber para practicar el autocuidado

Por naturaleza, mayoritariamente el sector industrial implica riesgos para sus colaboradores debido a que manipulan maquinarias y sustancias que pueden ser peligrosas para su salud.

Por eso es crucial que los colaboradores del rubro reconozcan la importancia del autocuidado como complemento de los esfuerzos de seguridad laboral que establecen, mediante protocolos, las empresas del rubro.

En este blog te explicamos lo que tu organización debe ofrecer para que tus colaboradores desarrollen esa capacidad de cuidar de sí mismos.

Además de todas las estrategias y protocolos que las áreas de Recursos Humanos y Prevención de Riesgos adopten para prevenir, mitigar y reducir los riesgos de accidentes y enfermedades laborales, es indispensable que los trabajadores sean parte de estas políticas de autocuidado ya que son los primeros en estar expuestos a estos eventos y sus consecuencias.

Son ellos los primeros en estar expuestos a estos eventos y quienes sufren sus consecuencias después.

¿Cómo involucrar a los colaboradores todavía más en la gestión de la seguridad industrial?

Mediante el autocuidado. Su capacidad de cuidarse a sí mismos, manejando sus actos e impulsos, es la primera línea de fuego contra accidentes y enfermedad laborales, precisa el portal Paritarios.cl

Sin embargo, capacitarlos en estas técnicas conlleva un cambio de hábitos y conductas arraigadas que las áreas deben saber manejar y orientar.

Asimismo, es importante que el entrenamiento aclare que el autocuidado también significa la protección del entorno y de las personas que rodean al colaborador, afirma la a Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

¿Cómo se debe enseñar autocuidado y qué objetivos se busca lograr?

Son muchas las técnicas de autocuidado aplicadas en la actualidad. Entidades como el Instituto de Salud del Trabajo (IST) y la ACHS y compañías de seguros capacitan a sus clientes y miembros en diferentes métodos y protocolos.

En general, todos comparten este denominador común: que las personas se valoren a sí mismas y su ambiente.

La ACHS delimita que son 3 los resultados que toda técnica de autocuidado debe lograr:

1. La persona es consciente de sus actos.

2. El trabajador es responsable de su salud.

3. El colaborador debe conocer los canales de ayuda en situación de riesgo.

Lograrlo requiere que los trabajadores estén conscientes de dos temas cruciales:

  1. Sus derechos
  2. Sus responsabilidades.

Derecho a saber

Todo trabajador debe ser informado de los riesgos que entrañan sus labores, de las medidas preventivas y de los métodos de trabajo correctos, sostiene el Artículo 21 del Decreto Supremo Nº 40 del reglamento sobre prevención de riesgos profesionales.

Esta información debe ser proporcionada:

  • Cuando ingresa al trabajo.
  • Cuando realiza un nuevo procedimiento de trabajo.
  • Cuando cambia el proceso productivo.

Medidas de protección vigentes

La Subsecretaría de Previsión Social añade que, para desempeñar un trabajo seguro, los colaboradores deben contar con medidas que los protejan durante el uso de maquinarias y herramientas, así como disponer de las condiciones ergonómicas adecuadas y seguridades ante agentes contaminantes ambientales o químicos.

Prestaciones del Seguro Social

Hay un conjunto de prestaciones mínimas que el empleador debe garantizar por ley:

  • Prestaciones preventivas.
  • Prestaciones Médicas.
  • Prestaciones Económicas.

Deberes

En cuanto a las responsabilidades, La Ley 16.744 del Seguro Social Obligatorio Contra Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales establece que es deber de los trabajadores:

  • Cumplir con las obligaciones descritas en el Reglamento Interno de Higiene y Seguridad en el Trabajo normado por esta ley, que es obligatorio para todas las empresas en Chile, independientemente de su tamaño y cantidad de trabajadores.

Cabe recordar que en paralelo está el Reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad que regula el Art. 153 del Código del Trabajo, que una empresa adopta por ley cuando tiene 10 o más colaboradores contratados permanentemente, explica la Dirección del Trabajo.

  • Someterse a exámenes médicos de aptitud para corroborar que pueden desempeñarse en labores consideradas insalubres o peligrosas.
  • Obedecer las normas e instrucciones impartidas por la empresa, sus jefaturas, el Departamento de Prevención de Riesgos y/o el Comité Paritario de Higiene y Seguridad.
  • Utilizar y cuidar los elementos de protección personal, las señales de peligro, las protecciones de maquinarias, equipos e instalaciones.
  • Informar de inmediato a su supervisor o coordinador directo, y al Comité Paritario las deficiencias de seguridad y salud en el trabajo que detectan en su jornada diaria.
  • Participar en los cursos de capacitación en materia de prevención de riesgos laborales que reciban.
  • Cooperar en la investigación de accidentes.

Conocer sus derechos y deberes facilita al trabajador generar consciencia de su autocuidado y mejora su estado de alerta ante riesgos inherentes a la actividad industrial.

Ahora bien, una vez que lo tienen claro, ¿cómo promover el autocuidado?

Con una comunicación efectiva y campañas de sensibilización pertinentes, las áreas de Recursos Humanos y Prevención de Riesgos pueden sentar las bases para que exista una cultura de autocuidado y de fortalecimiento de las medidas se seguridad que instala la empresa.

Así, la organización integra prestaciones que por ley debe ofrecer a sus colaboradores con diversas estrategias complementarias, entre otras:

  • Habilitación de espacios de recreación.
  • Tiempos de convivencia.
  • Medidas que faciliten la continuidad del autocuidado en el hogar.
  • Incentivos y recompensas.
  • Seguros de salud.

Conclusión

Es cierto que el sector industrial comprende riesgos inherentes como actividad productiva. Aun así, es posible mitigar y disminuir los riesgos sobre los trabajadores mediante capacitaciones que enseñen y fortalezcan el autocuidado.

 

Por los resultados del ISTAS 21 en práctica

 

Aprender más con la guía para involucrar a tus trabajadores con buenas prácticas de higiene y seguridad industrial

Compartir

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Vida Cámara

POST RELACIONADOS

COLABORADORES
SEGURIDAD

Vivir en relaciones confiables

Por Ignacio Fernández, Speaker, escritor y consultor Socio LEAD Institute.

Leer más
COLABORADORES
SEGURIDAD

Los 4 grandes costos de los accidentes de trabajo en el sector industrial y cómo enfrentarlos

Todo sector económico tiene asociado algún tipo de riesgo laboral. Sin embargo, uno que es proclive a accidentes y enfermedades laborales por naturaleza es el industrial.

Leer más
COLABORADORES
SEGURIDAD

10 estrategias para reducir los riesgos psicosociales en tu empresa con ayuda del ISTAS 21

Como responsable del personal de una organización del sector industrial necesitas conocer los factores psicosociales que afectan a tus colaboradores y contar con medidas para mitigarlos y reducirlos.

Leer más

Estás más cerca de darle un beneficio a tus colaboradores.

Solicita información y te contactaremos a la brevedad.